In Consejos, RCP

El servicio de cardioprotección es una garantía para salvar vidas. Su aplicación reúne una serie de servicios, elementos y conocimientos con los que poder actuar en una situación de emergencia provocada por una parada cardiorrespiratoria (PCR).

Debemos tener en cuenta que, en España, cada año pierden la vida una media de 30.000 personas como consecuencia de una PCR. La mayoría de estos fallecimientos tienen lugar fuera de los entornos sanitarios. Por eso se antoja como una necesidad primordial cardioproteger otro tipo de espacios más allá de los hospitales.

Las elevadas cifras de nuestro país se deben, en parte, al escaso conocimiento y aplicación del soporte vital básico (SVB). Las diferencias son muy claras con respecto a otros países de la Unión Europea y menos de la mitad de los españoles no saben realizar una reanimación cardiopulmonar (RCP).

Por estas razones, el servicio de cardioprotección es un bien al que debemos recurrir para aprovechar su especialización en el tema y así realizar una intervención exitosa en estos casos. ¿Pero por dónde debes empezar? Vamos a explicaros todas las posibilidades posibles en el momento de contar con estos servicios, cómo hacer uso de ellos y dónde puedes aplicarlos según el caso.

¿Qué ofrece un servicio de cardioprotección?

  • Desfibriladores externos automáticos (DEA) o semiautomáticos (DESA)

Su uso es la clave para aplicar la RCP. Agiliza el proceso reconociendo arritmias y enviando al corazón descargas eléctricas que reactiven su actividad. La celeridad que ofrecen garantiza un tiempo extra en la atención que puede ser determinante para salvar una vida.

Para adaptarse a cualquier tipo de espacios, estos dispositivos son pequeños y ligeros, garantizando su transporte hasta el lugar donde se requiera la atención de la persona afectada.

Aunque es posible adquirir un DEA o DESA para instalarlos de manera permanente, también se pueden conseguir para situaciones temporales como viajes, certámenes o congresos mediante la fórmula de pago por uso.

  • Formación

Eso sí, para usar los aparatos destinados a la reanimación cardiopulmonar, hay que saber cómo funcionan. Un servicio de cardioprotección completo debe ofrecer una formación especializada en primeros auxilios para conocer el protocolo a seguir en casos de PCR. Estos conocimientos aumentan la probabilidad de supervivencia en un 20 por ciento. También existen otro tipo de formaciones en este ámbito donde conocer el mantenimiento de los DEA/DESA y sus accesorios, así como la normativa vigente en cada comunidad autónoma.

En la Escuela de Emergencias Sanitarias de Fundación SSG disponemos de un catálogo completo donde no solo pueden ampliar sus capacidades profesionales del sector, también empresas e instituciones interesadas en saber más sobre el protocolo RCP.

Espacios cardioprotegidos

Como ya hemos comentado, los DEA/DESA tienen un tamaño que facilita su instalación y manejo en cualquier lugar. Por esa misma razón, un servicio de cardioprotección puede trabajar en todo tipo de áreas públicas y privadas, especialmente aquellas con una afluencia de público destacada:

  • Edificios de la administración local, regional o nacional.
  • Empresas
  • Edificios de oficinas
  • Universidades
  • Instalaciones deportivas
  • Colegios e institutos
  • Tiendas
  • Grandes plataformas comerciales
  • Lugares de ocio
  • Comunidades de vecinos

En el caso de nuestra fundación, más de 100 entidades han conocido los beneficios de nuestro servicio de cardioprotección.

Fundación SSG, un servicio de cardioprotección comprometido

Desde nuestros inicios, esta institución ha enfocado la cardioprotección como parte de su compromiso con la sociedad. Esta apuesta de valor nos ha llevado a una concienciación continua con diferentes campañas informativas donde pretendemos dar a conocer los beneficios de conocer las técnicas de reanimación y el uso de desfibriladores como garantía de vida.

Otro de nuestros puntos fuertes es la innovación en las técnicas relacionadas con la RCP, investigando y aprovechando las posibilidades que nos brindan las nuevas tecnologías. De hecho, recientemente hemos participado junto a Vodafone en un proyecto único, donde hemos demostrado como el 5G se puede aplicar en drones para agilizar la asistencia sanitaria de emergencias.

Es el momento de cardioproteger tu empresa o institución. Da el paso para ser un espacio cardioprotegido donde las vidas de todos los que pasen por allí sean más seguras.

Recommended Posts

Deja un comentario

cabinas para desfibriladores