In Noticias

La cardioprotección es fundamental en edificios de oficinas y grandes empresas, ya que se trata de lugares con una amplia afluencia de personas en los que además; los usuarios permanecen durante gran parte del día. Por eso, apostar por crear un espacio cardioprotegido y seguro se hace imprescindible hoy en día. Hoy queremos contarte algunos de los aspectos fundamentales de la cardioprotección en la oficina y los principales beneficios de contar con desfibriladores.

¿Qué es la cardioprotección en la oficina?

Antes de avanzar en el tema, queremos ayudarte a que conozcas qué se entiende por cardioprotección. Al hablar de cardioprotección de un espacio de trabajo nos estamos refiriendo a la instalación de desfibriladores en empresas y oficinas (que pueden ser con o sin vitrinas) o espacios públicos; acompañados de sus debida señalética y contando con un equipo de personas formado para el uso de un DEA o DESA.

Así, el edificio debe contar no solo con el desfibrilador. Además, tiene que estar debidamente señalado, en perfectas condiciones de mantenimiento y funcionalidad; y que existan personas o trabajadores de la empresa que sepan cómo usarlo. Algo fundamental, en caso de parada cardíaca.

Beneficios de la cardioprotección en empresas

Contar con desfibriladores en tu empresa es esencial y presenta un importante número de ventajas. Te contamos a continuación, algunas de las principales.

1. Ayudan a salvar vidas. Indudablemente, es un desfibrilador es una herramienta vital en caso de necesidad antes situaciones de personas que pueden sufrir problemas cardíacos. En estos casos, la cardioprotección en la oficina es imprescindible y permitirá ayudar a salvar la vida de una persona.

2. Empresa comprometida. La implantación de desfibriladores ayuda a crear una buena imagen de la empresa, reforzando el apartado de responsabilidad social corporativa y fomentando su compromiso con uno de los temas de más relevancia en la actualidad. De esta forma, ayuda a crear sentimiento de grupo en la empresa y a que el trabajador valore más la empresa, al ser un espacio seguro y protegido; además de tener una buena ética empresarial.

3. Fáciles de usar. Con una buena formación, los desfibriladores son fáciles de usar y cualquier persona puede acceder a su uso en caso de necesidad. Gracias a los electrodos adhesivos y a su capacidad para monitorizar el ritmo cardíaco, la persona dispondrá de información necesaria para saber qué pasos debería seguir en todo momento.

4. Rapidez e inmediatez. Contar con un desfibrilador en tu oficina o empresa, te permitirá actuar de manera más rápida mientras los servicios de emergencias acuden al lugar de los hechos.

5. Almacenamiento de información. Un desfibrilador cuenta con la capacidad de almacenamiento de datos y de información sobre el paciente. Así, los médicos podrán acceder a dichos datos y conocer en todo momento el estado de la persona.

6. Seguros. Gracias al uso de un desfibrilador, el proceso se puede realizar de una manera segura y evitará que la persona que lo realice pueda estar expuesta a posibles daños.

Normativa sobre la cardioprotección en la oficina de trabajo

España no cuenta con una legislación nacional sobre la cardioprotección de espacios, aunque el Real Decreto 365/2009 de 20 de marzo, establece las condiciones y requisitos mínimos de seguridad para la instalación de desfibriladores externos automáticos y semiautomáticos en entornos no hospitalarios y su uso por personal no sanitario. Este decreto, pone en valor la importancia de la protección de la salud pero no obliga a la incorporación de los desfibriladores en zonas de afluencia de personas y otorga a las comunidades autónomas, la potestad de decidir en esta materia. Asimismo, el decreto facilitaba a las comunidades, una serie de recomendaciones sobre su uso y el tipo de lugares donde se hace necesaria su instalación. Por ejemplo, centros comerciales, hoteles, aeropuertos o estaciones de autobuses y trenes.

Hasta el momento, existen un total de diez comunidades autónomas que obligan a instalar estos equipos en espacios públicos: País Vasco, Cataluña, Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Navarra, Aragón y Extremadura.

En materia de centros de trabajo, debemos acudir a la legislación aprobada por la comunidad autónoma en la que se encuentre la empresa. En el caso de Andalucía, deberemos acudir al Decreto 22/2012, de 14 de febrero, por el que se regula el uso de desfibriladores externos automatizados fuera del ámbito sanitario y se crea su Registro. Este decreto establece en su artículo 3, lo referente a la obligatoriedad del uso de desfibriladores:

Quedarán obligados a disponer de un desfibrilador en condiciones aptas de funcionamiento y listo para su uso inmediato las personas físicas o jurídicas responsables de la gestión o explotación de los siguientes espacios o lugares:
a) Las grandes superficies minoristas.
b) Las siguientes instalaciones de transporte: Aeropuertos y puertos comerciales, estaciones o apeaderos de autobuses o ferrocarril de poblaciones de más de 50.000 habitantes, y las estaciones de metro con una afluencia media diaria igual o superior a 5.000 personas.
c) Las instalaciones, centros o complejos deportivos en los que el número de personas usuarias diarias, teniendo en cuenta todos sus espacios deportivos disponibles, sea igual o superior a 500. Quedan excluidas las instalaciones deportivas de accesibilidad restringida.
d) Establecimientos públicos con un aforo igual o superior a 5.000 personas

A pesar de la normativa, son cada vez más las empresas que apuestan por la cardioprotección en la oficina, gracias a las diferentes ventajas que presenta y a la necesidad de garantizar la seguridad y tranquilidad en el espacio de trabajo. Contar con una desfibrilador en la empresa es una gran inversión. Para ello, se debe asistir a una empresa especialista en su instalación, mantenimiento y formación de trabajadores. Algo esencial para conocer cómo usarlos de manera eficiente y segura. Desde Fundación SSG promovemos la cardioprotección de espacios y la formación en materia de emergencias; haciendo posible la correcta implantación de DEAS o DESA.

Últimas noticias
Comments
pingbacks / trackbacks
  • […] como mediante la instalación de desfibriladores en empresas, espacios públicos, escuelas, oficinas, comunidades… La desfibrilación es uno de los cuatro pasos de la cadena de supervivencia y […]

Deja un comentario

0

Start typing and press Enter to search

navidad saludable